El día que apagaron la luz

o_racing_de_avellaneda_afiches-3849372Se cumplen 18 años del partido en el que los hinchas de Independiente cortaron la luz para no sufrir una derrota más humillante. El recuerdo de Javier Lux.

“Dicen los de Independiente que fue sabotaje, que los que cortaron la luz fueron los de Racing para no perder 5 a 3 como la semana pasada contra Rosario Central, cuando también iban ganando 2 a 0. Se defienden como pueden los pobres hinchas de Independiente, con tal de sobrellevar las cargadas y olvidar el medio clásico perdido”.

Así empezaba su crónica del día 24 de agosto de 1998 en “Página/12”, Juan José Panno. El día anterior, Racing le ganaba a Independiente 2 a 0 y, finalizando el primer tiempo, se cortó la luz.

Aquel domingo soleado de agosto, un Independiente en caída libre recibía al Racing de Angel Cappa, que posteriormente saldría tercero en el campeonato, debajo de Boca y Gimnasia de La Plata. Sin embargo, ese equipo repleto de estrellas –Latorre, Matute Morales, Capria, Delgado- venía de sufrir una dura derrota por 5 a 3 ante Rosario Central. La cancha estaba casi llena. En la tribuna de Racing la gente estaba abarrotada y el acceso fue difícil. La Academia se puso 1 a 0 luego de una gran jugada del “Chelo” Delgado, que el propio jugador definió al lado del palo derecho del arquero rojo. El 2 a 0 fue obra de “Matute” Morales, que recién en ese campeonato había llegado desde la otra vereda y gritó el gol “por respeto a los hinchas de Racing”, diría en una entrevista post suspensión del partido.

Cuando Racing era más que el Rojo y el partido parecía que terminaría en goleada, se cortó la luz. El local se disponía a realizar un lateral en mitad de cancha y esa es la última imagen de la pelota en juego durante ese domingo 23 de agosto. ¿El corte de luz fue accidental? ¿Los hinchas locales temían una derrota más abultada y prefirieron la huída más cobarde? El árbitro Francisco Lamolina esperó un tiempo prudencial a que se solucione el problema, mientras nervioso el jefe de seguridad Mario Gallina se paseaba de un lado a otro intentando solucionar el problema. Finalmente, se suspendió. Faltaban 6 minutos para que termine el primer tiempo.

Post suspensión, el Gerente de Relaciones Públicas de Edesur, Daniel Martínez, desligaba a la empresa del asunto y todo parecía indicar que no había sido una simple falla. “Edesur no tiene nada que ver. Tratamos de colaborar, pero la empresa nada tiene que ver con el corte, fue un problema interno de Independiente”, decía.

El mito comenzaba a escribirse: Hasta el día de hoy se habla de aquella vez en que Racing bailaba al Rojo en la ex Doble Visera y sus hinchas cortaron la luz para no sufrir un papelón histórico. Pero el remedio terminó siendo peor…

Hoy, 18 años después, el mediocampista Javier Lux recuerda consultado por “La Comu”: “El primer día le estábamos dando un baile bárbaro, después nos enteramos que habían tirado agua en el sistema eléctrico. Lo deben haber cortado a propósito”.

El jugador campeón del Apertura 2001 con La Academia, rememora que “se festejó muchísimo y quedó en la historia porque se jugó el clásico dos días por el corte de luz y pudimos festejar”.

El partido siguió 3 días después. Un miércoles por la tarde, los hinchas de la Academia volvieron a explotar la popular visitante para ver ganar a su equipo en ese estadio después de 17 años. Independiente descontó por intermedio de Cascini. Sufrió Racing, pero Pablo Bezombe –de cabeza- puso el 3 a 1 de la tranquilidad. Fue fiesta celeste y blanca.

Por Federico Cogo (

This entry was posted in Noticias, Opinion and tagged , , , . Bookmark the permalink.